Página web de Área Oftalmológica Avanzada

Página web de Área Oftalmológica Avanzada


areaoftalmologica.com

BUSCAR EN ESTE BLOG

Cargando...

viernes, 3 de julio de 2015

NUEVA TECNOLOGÍA EN LA REVISIÓN OFTAMOLÓGICA

El examen del fondo de ojo con las nuevas tecnologías de análisis de imágenes: OCT y GDx, permite diagnosticar enfermedades como la Diabetes, la Hipertensión o neurodegenerativas, como la Esclerosis Múltiple o el Alzheimer. 


 
Desde que Von Helmholtz inventara el oftalmoscopio en el año 1850, el examen del fondo de ojo ha sido un aspecto clave en el diagnóstico de enfermedades oculares y fundamentalmente, en el diagnóstico precoz de enfermedades generales que se manifestaban en la retina. Por esta razón es tan frecuente que los internistas nos soliciten un examen del fondo de ojo.

A través de la pupila podemos acceder al interior del ojo, podemos visualizar la retina directamente, como si levantáramos la piel y pudiéramos ver los tejidos del interior del organismo. La retina es una  prolongación del cerebro y todo aquello que lo afecte se manifestará en ella, como las enfermedades neurodegenerativas o de tipo vascular. La retina también actúa como un filtro y cuando hay alguna sustancia tóxica en el torrente sanguíneo, como infecciones o alteraciones hepáticas o renales, se producen depósitos en sus capilares y los podemos detectar mediante el estudio del fondo del ojo.

El examen del fondo de ojo lo hacemos visualizando el interior del ojo mediante el oftalmoscopio pero, solo podemos ver la capa más interna de la retina y considerando que la retina tiene 10 capas, estratificadas una sobre otra y que se nutre de una capa vascular, la coroides, que queda tapada por estas capas, era importante desarrollar nuevos sistemas de análisis de imágenes, como la tomografía TAC que utilizamos en otras especialidades y que se ha incorporado en las consultas oftalmológicas, es lo que denominamos OCT (Tomografía de Coherencia Óptica) o el GDx, que nos permite visualizar las fibras nerviosas de la retina  y el Nervio Óptico mediante polarimetría.

Con estas nuevas tecnologías podemos poner de manifiesto enfermedades generales que se inician o cursan con alteraciones en el fondo de ojo. Nos permite en pocos segundos y de una forma totalmente segura e indolora, realizar un estudio completo del fondo del ojo, con un software que compara los resultados obtenidos con los datos de normalidad y establece un pre-diagnóstico que deberá ser confirmado por el especialista. Cada vez más centros que realizan chequeos generales, incorporan este tipo de estudios para completar el screening para la detección precoz de patologías sistémicas.

Con este artículo queremos concienciar sobre la importancia de realizar las revisiones oftalmológicas y especialmente del fondo del ojo, por la trascendencia que tiene a la hora de poner de manifiesto posibles enfermedades que todavía no se han manifestado, pero que pueden ser graves y que si se tratan en los estadios iniciales puede suponer su curación o el control de su evolución.

Aconsejamos realizar una revisión oftalmológica completa bianual en edades inferiores a los 40 años y anual a partir de esta edad. En Area Oftalmológica Avanzada disponemos de estas tecnologías y de especialistas que orientarán a los pacientes. Les recomendamos que realicen las revisiones y soliciten el examen del fondo del ojo. Como siempre, más vale prevenir que curar.   



Enfermedades que pueden diagnosticarse con el examen del fondo del ojo:
- Diabetes
- Hipertensión arterial
- Enfermedades vasoespásticas (Sdr de Raynaud)
- Vasculitis y enfermedades autoinmunes
- Alteraciones hepáticas y renales
- Infecciones sistémicas
- Esclerosis Múltiple y Alzheimer
- Distrofias metabólicas congénitas
- Metástasis cancerígenas
- Hipertensión craneal



jueves, 18 de junio de 2015

Ojos y Verano

Llega el verano y los ojos son especialmente sensibles en esta época del año, por ello hay que tomar una serie de medidas para prevenir complicaciones.

Ya podemos ir a tomar el sol, a la playa, a la piscina, actividades que no están exentas de cierto riesgo para los ojos, eritemas en la piel de los párpados, conjuntivitis y queratitis por radiación ultravioleta o infecciones de las piscinas. En verano nos relajamos y nos olvidamos de ponernos las gotas que nos recetó el oftalmólogo o las dejamos en lugares inadecuados, situaciones que pueden ocasionar problemas y que debemos evitar.




Uno de los aspectos que más nos preocupa a los oftalmólogos en verano, es el impacto de la radiación solar en los ojos. De todos es sabida la importancia de proteger la piel de los efectos nocivos de las radiaciones ultravioletas, especialmente en los niños. De la misma forma, la piel de los párpados fácilmente sufre la agresión del sol, aparece un eritema muy molesto, con edema (acúmulo de liquido) y dificultad para parpadear.

Cuando se afecta el globo ocular, la excesiva exposición al sol suele ocasionar una conjuntivitis, muy molesta, con sensación de arenilla, lagrimeo, ojo rojo y que puede asociarse con cierto grado de afectación de la córnea. Se produce lo que llamamos una “queratitis”, con más dolor y molestias a la luz (fotofobia), un síntoma que indica mayor gravedad. En estos casos es aconsejable proteger los ojos, taparlos con una gasa y acudir a un centro de urgencias o a un oftalmólogo.

Para prevenir esta situación, se recomienda protegerse con gafas con filtro ultravioleta. La mayoría de gafas de sol que encontramos en las ópticas, tienen la acreditación CE de la Unión Europea, que garantiza la presencia de estos filtros. Hay que mirar el número que lo identifica, hay 4 niveles, de 0 a 4, de menos a más protección. Los recomendados son los 2 y 3. El nivel 4 es muy intenso y no se pueden utilizar para conducir.

Las conjuntivitis infecciosas también son uno de los caballos de batalla que nos encontraremos en estas fechas. Las piscinas e incluso el mar, son una fuente de contagio importante de virus y bacterias, además de las irritaciones propias de los productos químicos que se utilizan en las piscinas. En todos estos casos aparece el ojo rojo, lagrimeo o incluso supuración mucosa. Ante un “ojo rojo” que no desaparece a las 24 horas, que se acompaña de visión borrosa y dolor, es recomendable acudir al oftalmólogo. La mejor forma de prevenir estas conjuntivitis es asegurarse que la piscina cumple la normativa de sanidad.

En época estival es destacable el incremento de erosiones corneales, la mayoría producidas en excursiones o haciendo algún tipo de deporte. Un arañazo con la rama de un arbusto, un golpe fortuito o una pelota que impacta en la cara y afecta al ojo. No suelen ser lesiones importantes pero molestan y, no dejan de ser una herida, es decir, una puerta de entrada para posibles infecciones; por eso es importante evitarlas y en el caso de sufrirlas, acudir a un servicio de urgencias o un oftalmólogo para que establezca el tratamiento apropiado.

El verano es para relajarse, pero en ocasiones nos olvidamos hasta de seguir los tratamientos que veníamos haciendo durante el resto del año, algo especialmente importante en los casos de glaucoma o de ojo seco. También es frecuente olvidarse las gotas cuando salimos de viaje y si es fuera de España, no es fácil conseguirlas, porque tienen otro nombre o porque se requiere receta médica así que debemos intentar hacer una lista para no olvidar nada, es tedioso pero las consecuencias siempre serán peores ¡¡¡

PROBLEMAS OCULARES MÁS FRECUENTES EN LA ÉPOCA ESTIVAL:
  • Eritema palpebral solar.
  • Queratitis actínica solar.
  • Conjuntivitis vírica.
  • Conjuntivitis de las piscinas.
  • Erosiones corneales traumáticas.
  • Falta del seguimiento del tratamiento
CÓMO PREVENIR LOS PROBLEMAS OCULARES ESTIVALES:
  • Utilizar gafas con filtro ultravioleta tipo 2 y 3.
  • Utilizar lágrimas artificiales en ambientes secos, con aires acondicionados o tras una larga exposición al sol.
  • Acudir a piscinas con garantías del control del agua.
  • Utilizar gafas protectoras en excursiones por el bosque.
  • Hacer una lista de lo que debemos llevar en caso de viaje.
REGLA DE ORO:
Ante cualquier situación de daño ocular que se acompañe de ojo rojo y pérdida de visión, acudir a un oftalmólogo lo antes posible.


lunes, 11 de mayo de 2015

OJOS IRRITADOS Y SÍNDROME DE OJO SECO

Muchos casos de ojos irritados o conjuntivitis crónicas o alérgicas, son en realidad un cuadro de ojo seco mal diagnosticado, con molestias que no acaban de mejorar o incluso pueden empeorar con los tratamientos que se realizan. Un especialista en ojo seco puede ayudar a resolver este problema.
La irritación de los ojos por ojo seco es la causa más frecuente de las consultas oftalmológicas, por su frecuencia y porque en muchos casos no se diagnostica correctamente ya que puede manifestarse con lagrimeo, aparentemente un contrasentido si hablamos de ojo seco.
Hasta hace poco tiempo se pensaba que lo que conocemos como Síndrome de ojo seco, era debido a una falta de lágrima y el tratamiento se ceñía a utilizar lágrimas artificiales. En algunos casos se conseguía un cierto alivio de las molestias pero, en la mayoría de casos las molestias reaparecían o incluso empeoraban.
Lo que sabemos hoy es que esta irritación de los ojos por ojo seco, se produce tanto en gente de edad como en gente joven, porque en la mayoría de casos el factor irritativo no es la falta de lágrima sino una lágrima de mala calidad, una lágrima que le falta la grasa necesaria para lubrificar el ojo y para evitar su evaporación durante cada parpadeo. Se produce una alteración de unas glándulas de los párpados, glándulas de Meibomio, encargadas de secretar esta grasa.
Las glándulas de Meibomio se obstruyen y su contenido no puede salir, ocasionando la inflamación de los párpados, la zona de las pestañas. Al mismo tiempo se produce la irritación de los ojos porque los párpados rozan sobre la superficie ocular al parpadear y porque se evapora la lágrima dejando desprotegido al globo ocular, actuando el aire que reseca su superficie y ocasiona las molestias típicas de sequedad y sensación de arenilla.
Hay muchas causas que alteran las glándulas de Meibomio, las más importantes las vemos en esta lista:
  • Mujeres
  • Edad avanzada
  • Cambios hormonales (pubertad, menopausia, tiroides)
  • Medicamentos (antidepresivos, estrógenos, colirios)
  • Toxicidad química (rímel, máscaras faciales)
  • Uso excesivo de lentillas
  • Enfermedades reumáticas y de la piel (acné rosácea)
  • Estrés crónico
  • Dieta desequilibrada (baja en Omega-3)
Es característico que las molestias de sequedad empeoren en ambientes secos con calefacciones o aires acondicionados fuertes, incluso con el uso abusivo de las mismas lágrimas artificiales, ya que al no mejoran los síntomas, la tendencia es utilizarlas con mayor frecuencia, ocasionando un efecto tóxico sobre el ojo.
Es fundamental que ante un cuadro de irritación de ojos, aparentemente banal, pensemos que se trata de un Síndrome de ojo seco y que puede evolucionar a estadios de mayor gravedad, especialmente cuando se asocie a trastornos reumáticos u hormonales.
La buena noticia es que actualmente disponemos de una tecnología que facilita su correcto diagnóstico. Podemos medir la calidad de la lágrima, su componente lipídico, la estabilidad y tiempo de rotura de la película lagrimal y fundamentalmente, la visualización de las glándulas de Meibomio mediante una Meibografía.

Glandulas-de-meibomio 
Meibografía mostrando las glándulas de Meibomio (asterisco).


Con estos datos podremos establecer un tratamiento específico. Es necesario restablecer el funcionamiento de las glándulas de Meibomio y para ello es básico controlar las posibles enfermedades coexistentes, como trastornos reumáticos, de la piel o de tipo tiroideo, eliminar la aplicación de colirios, rímel, el uso excesivo de lentillas y consultar sobre los fármacos que pudiéramos estar tomando, especialmente antidepresivos.
Dentro de tratamiento es importante reestablecer una dieta correcta y controlar el estrés. Como medidas específicas, debemos normalizar el funcionamiento de las glándulas de Meibomio, y se consigue con la reapertura de sus orificios de sálica y la limpieza de su contenido, lo que conocemos como sondaje de las glándulas.

IMG_7156
IMG_3310
Tratamiento del ojo seco mediante sondaje de las glándulas de Meibomio

Después de tres años, nuestra experiencia es muy buena y podemos garantizar el éxito del tratamiento en más de un 90 % de los casos. En Area oftalmológica Avanzada disponemos de la tecnología más avanzada y con un equipo multidisciplinar de oftalmólogos, nutricionistas y especialistas endocrinos, reumatólogos y dermatólogos, para llegar a un diagnóstico correcto y poder establecer el tratamiento más adecuado en cada paciente.

jueves, 19 de febrero de 2015

CIRUGÍA DE LA CATARATA CON LÁSER

Podríamos decir que las cataratas son un mal menor en nuestro entorno. Casi todos hemos oído o hemos visto en alguien cercano a nosotros, que se trata de una intervención rápida, poco traumática y con muy buenos resultados.

Imagen del Dr Carlos Vergés realizando una cirugía de cataratas con técnica microincisional asistida con láser.
Imagen del Dr Carlos Vergés realizando una cirugía de cataratas con técnica microincisional asistida con láser.
En la mayoría de casos es cierto pero, no es menos cierto que hay casos más complejos, por sufrir otras enfermedades o porque la catarata está muy avanzada o simplemente porque se trata de un ojo pequeño, muy hundido (enoftalmos) o un largo etcétera que puede condicionar los resultados.

Con el objetivo de minimizar los riesgos y mejorar la eficacia, la investigación ha aportado nuevas tecnologías, como los sistemas de láser. La utilización del láser en la cirugía de las cataratas no es nuevo, desde el 2000 se viene utilizando, precisamente nuestro centro fue uno de los primeros en aplicarlo a nuestros pacientes, publicando los resultados en revistas especializadas.


LENSEX   
Equipo de láser LenSx para cirugía de las cataratas

Diseño de la cirugía láser

Desde sus inicios la tecnología láser ha ido mejorando y podemos decir que en el momento actual se ha llegado a un punto en que verdaderamente supone un plus de beneficio para los pacientes que se operan de cataratas, especialmente los casos complicados, ya que nos facilita las maniobras quirúrgicas y nos permite asegurar el éxito de la intervención.

La función del láser en la cirugía de las cataratas consiste en la realización de las incisiones para entrar en el ojo e implantar la lente intraocular, diseñar la capsulorrexis para abrir el cristalino y ablandar (licuefacción), el material cataratoso para facilitar su aspiración.
En nuestro caso podemos decir que después de 15 años investigando con el láser en la cirugía de las cataratas, ya es una realidad y su utilización es especialmente recomendable en los casos complicados. La indicación dependerá de lo que considere el cirujano. El único inconveniente es el coste adicional que supone su utilización, un extra que debe asumir el paciente ya que no está cubierto por las mutuas y todavía no se realiza por la Seguridad Social.

Para aquellos que padecen cataratas y se están planteando la cirugía en un plazo de tiempo corto, decirles que las “técnicas clásicas” siguen aportando buenos resultados pero si su oftalmólogo les ha comentado que sus ojos presentan algún factor de riesgo, entonces les recomendaría plantearse la cirugía asistida con láser.

REGLA DE ORO: Busca un cirujano experto y honesto que valore la indicación del láser. No siempre es del todo cierto lo que se anuncia en las propagandas.

martes, 2 de diciembre de 2014

TENGO QUE OPERARME DE CATARATAS. QUÉ DEBO SABER



¿Cuándo debo operarme?
El tratamiento de las cataratas es siempre quirúrgico y aunque sabemos que la protección frente a los rayos ultravioleta y una dieta equilibrada pueden ralentizar su avance, no evitará su aparición y mucho menos la mejora de visión. 
El momento de plantear la cirugía se basa en dos hechos: (1) Pérdida de visión,  cuando tenemos dificultades para realizar nuestra vida habitual, especialmente conducir. (2) Aparición de complicaciones, como el incremento de la presión intraocular, que aconsejan adelantar la cirugía aunque todavía gocemos de una visión efectiva.

¿Es necesario una preparación previa a la cirugía?
La moderna cirugía de la catarata no requiere tomar medidas excepcionales. Recomendamos un control previo en los casos que se padecen otras enfermedades, como hipertensión, diabetes o tratamientos oncológicos; es preferible evitar las fases de descompensación.

¿Qué tipo de anestesia?
Actualmente podemos evitar totalmente el dolor y la ansiedad. Mediante una sedación controlada por un anestesista experto en este tipo de cirugía, reducimos el riesgo prácticamente a cero y evitamos las molestias que suponen las inyecciones anestésicas en la órbita o los parpados.

¿Mejor con láser?
Los ultrasonidos siguen siendo el gran aliado en la cirugía de las cataratas pero es cierto que la aparición del láser supone una revolución. Todavía no podemos decir que el láser ha sustituido a los ultrasonidos, pero sí ofrece alguna ventaja importante. Personalmente utilizo el láser en los casos complicados o en casos que debo implantar una lente multifocal o una lente tórica para corregir el astigmatismo.

¿Qué tipo de lente intraocular (LIO)?
Pese a que no hay pleno consenso, es cierto que las LIOs multifocales ofrecen una visión muy buena en todas las distancias, lejos, intermedia y cerca. Permiten corregir la graduación previa, incluso astigmática,  y con ello eliminar la necesidad de gafas después de la cirugía. El cirujano debe decidir si se pueden implantar.

¿Los dos ojos el mismo día o en días diferente?
Sabemos que la recuperación visual y funcional de los pacientes es más rápida y mejor cuando realizamos los dos ojos al mismo tiempo. Todavía hay tabúes frente a esta práctica (riesgo de infecciones y errores en el cálculo de las LIOs) pero, todos los estudios publicados demuestran que haciendo las cosas bien, no hay mayor riesgo respecto a la cirugía en días separados.

¿Dónde debería operarme?
La elección del centro y el cirujano es fundamental y requiere valorar los siguientes criterios:
Un centro con la tecnología adecuada para detectar factores de riesgo y poder establecer la mejor estrategia quirúrgica en cada caso: necesidad de láser, posibilidad de realizar cirugía bilateral, posibilidad de implantar una LIO multifocal y cálculo de su potencia.
Un centro quirúrgico que permita realizar cirugía microincisional, que cuente con las modernas tecnologías de ultrasonido y facolaser, que garantice el confort del paciente, las condiciones de asepsia y esterilidad y que disponga de un equipo de anestesia para realizar técnicas de sedación que eviten el dolor y la ansiedad a los pacientes.
Un cirujano con experiencia contrastada, que domine las modernas técnicas quirúrgicas y que sepa aconsejar lo que necesita cada paciente y que pueda resolver las posibles complicaciones tras la cirugía. Un buen cirujano es el que sabe resolver situaciones excepcionales y nadie sabe antes de la cirugía si será una excepción.

¿Cuánto tiempo de recuperación?
Si se ha utilizado una técnica microincisional, sin puntos, y todo ha ido bien, la recuperación es muy rápida, no se tapan los ojos y el mismo día ya se puede ver la televisión o leer un periódico (si se implantó una LIO multifocal). Se considera que tras 1 semana de la cirugía se puede hacer una vida relativamente normal y se necesitan 2 o 3 semanas para nadar o hacer deporte.

REGLA DE ORO: Tu vista se merece mirar bien a quién se la confías.
 
Dr Carlos Vergés. Área Oftalmológica Avanzada. http://areaoftalmologica.com


Imagen del Dr Carlos Vergés realizando una cirugía de cataratas con técnica microincisional asistida con láser.



Esquema de cómo una lente trifocal genera los 3 focos para visión lejana, intermedia y cercana.