Página web de Área Oftalmológica Avanzada

Página web de Área Oftalmológica Avanzada


BUSCAR EN ESTE BLOG

martes, 23 de abril de 2013

TRATAMIENTO COMBINADO DE LÁSER GUIADO POR TOPOGRAFÍA Y CROSSLINKING PARA EL QUERATOCONO

En el queratocono es fundamental el diagnóstico precoz y establecer un tratamiento combinado para frenar la enfermedad y recuperar el máximo de calidad visual. Actualmente hay técnicas que aportan resultados muy esperanzadores, como la combinación del láser guiado por topografía y el crosslinking.

Hace unos días tuvo lugar en Sevilla la reunión de Sevilla Refrctiva, en su XIII edición y con carácter internacional,  un referente en nuestro calendario de congresos y como en anteriores citas fue todo un éxito gracias al acierto de su director, el Dr Julián Cezón. Durante tres días se ha debatido  sobre la cirugía refractiva, las cataratas, la  presbicia y muy especialmente sobre el Queratocono y su tratamiento, sesión que tuvimos la oportunidad de presentar nuestra experiencia.

El Queratocono es una enfermedad que se caracteriza por la ectasia de la córnea y hoy sabemos que es mucho más frecuente de lo que pensábamos años atrás. Hemos aprendido a diagnosticarlo precozmente y también hemos avanzado en su tratamiento, hasta el punto que hemos pasado de frenar la evolución de la enfermedad, sacrificando la visión final del paciente, a una situación de buscar no solo curar la enfermedad sino intentar mejorar la visión previa.
Figura.- Queratocono donde se observa la deformación de la córnea (estrella roja) con la imagen característica de la topografía (color anaranjado de la zona inferior) y como cambia después del tratamiento con láser y crosslinking (se regulariza la curvatura corneal).
Figura.- Queratocono donde se observa la deformación de la córnea (estrella roja) con la imagen característica de la topografía (color anaranjado de la zona inferior) y como cambia después del tratamiento con láser y crosslinking (se regulariza la curvatura corneal).
Pese a que pocas cosas perduran en la medicina, a día de hoy sabemos que para frenar la enfermedad, para evitar la deformación de la córnea por la debilidad de sus tejidos, el único tratamiento que disponemos es el Cross-Linking mediante riboflavina y luz ultravioleta, con esto conseguimos “endurecer” la córnea. El problema se plantea en cómo mejorar la calidad visual de estos pacientes.

Es evidente que el primer aspecto importante es detectar la enfermedad lo antes posible, cuando la deformidad corneal no es muy importante, así la acción del crosslinking dejará una córnea en buen estado y será más fácil mejorar la calidad visual. El segundo aspecto a considerar es, cómo mejoramos la geometría de la córnea, y para ello disponemos de los que se conoce como segmentos intracorneales, segmentos de anillo de longitud y grosor variable, que implantados en el interior de la córnea consiguen regularizar la curvatura corneal, básicamente recentrar el ápex corneal, lo cual ya es un gran avance.
El problema sigue siendo que estos pacientes suelen quedar con una graduación alta que les obliga a utilizar gafas, con una calidad visual todavía baja. La novedad que se discutía en esta reunión era cómo podemos mejorar esa graduación final, la calidad visual. Dos son las opciones que disponemos actualmente, la primera es la de implantar una lente dentro del ojo (lente fáquica)  con la graduación que tiene el paciente y la segunda, la de realizar un tratamiento combinado con láser, moldear la córnea para eliminar las irregularidades y la graduación residual.

Las dos opciones son válidas y nosotros aportábamos nuestra experiencia en esta última. Siguiendo lo que se ha llamado el protocolo de Atenas, hemos visto que en los casos no muy avanzados, se puede realizar un tratamiento de recuperación más rápida y muy efectivo al combinar en un mismo acto el “pulido” con láser y el refuerzo de crosslinking. Los casos que hemos realizado han mostrado una evolución muy buena y algunos de ellos tras un seguimiento de más de 3 años, hemos visto que tanto la ectasia  como la graduación final no han aumentado y los pacientes están muy satisfechos con los resultados de visión.
Esta técnica combinada no se puede hacer en todos los afectos de Queratocono y requiere una exploración previa exhaustiva y una tecnología que permita el tratamiento de láser guiado por topografía (un mapa de la córnea del paciente).

El mensaje que queremos hacer llegar a nuestros lectores es que ante un astigmatismo elevado, que no se corrige bien con gafas o lentillas o en los casos que se consultó para cirugía refractiva y se contraindicó, hay que tener especial cuidado de que no se trate de un queratocono y en estos casos es necesario actuar con cierta celeridad, frenando la evolución de la enfermedad, y buscando la mejor recuperación visual, para lo que disponemos de un nuevo tratamiento, la combinación del láser guiado por topografía y el crosslinking.

No hay comentarios:

Publicar un comentario