Página web de Área Oftalmológica Avanzada

Página web de Área Oftalmológica Avanzada


areaoftalmologica.com

BUSCAR EN ESTE BLOG

viernes, 10 de enero de 2014

COMO DETENER LA PRESICIA

La aparición de la presbicia está relacionada con el proceso de envejecimiento general y de la misma forma que podemos mejorar el efecto del paso de los años, también podemos retrasar la aparición de la presbicia y conseguir que la evolución sea más lenta mediante el control de los factores que actúan sobre el envejecimiento ocular.

No hay una causa única para la presbicia.

En el número anterior (Diciembre 2013), comentamos algunos aspectos generales de la presbicia y señalaba la importancia de los últimos avances que explican por qué aparece y de ahí cómo podemos tratarla. Un primer aspecto a tener en cuenta es su carácter mulitfactorial, no hay una causa única y eso hace que el momento de manifestarse sea diferente en cada persona, incluso que la evolución sea también diferente.

Es cierto que la edad constituya el eje principal en la génesis de la presbicia pero de la misma forma que la edad no afecta a todos por igual y algunas personas parece que tengan una genética que las protege del paso de los años, esto también lo vemos en los mecanismos de la visión, en el proceso de envejecimiento del ojo, especialmente en la aparición de la presbicia.

La dieta tiene un papel importante sobre la presbicia.

En los últimos años están apareciendo estudios que demuestran que una dieta sana, deporte y dormir un mínimo de horas, supone un beneficio para la salud y entre los factores analizados está la presbicia, su aparición es más tardía y de evolución más lenta. Sabemos que la dieta es un factor clave y aunque no se puede hablar de una dieta universal (cada grupo de población tiene un tipo de dieta que es más beneficiosa para su salud).   

Ciñéndonos a nuestro entorno sí cabe decir que la dieta mediterránea tiene efectos beneficiosos sobre nuestro organismo y a nivel visual sabemos que la combinación de verduras y frutas de diferentes colores aportan vitaminas y minerales muy beneficiosos para el metabolismo celular de los tejidos oculares y más específico para la superficie ocular y los mecanismos de acomodación, especialmente el balance de omega 3 y omega 6.

Una dieta rica en alimentos que aporten omega 3 y pobre en omega 6 es la clave para frenar el envejecimiento y mantener un buen funcionamiento del sistema de enfoque ocular y retrasar la aparición y evolución de la presbicia. Pese a que todavía no hay publicados muchos estudios que lo evidencien, la experiencia nos demuestra que los pacientes con hábitos alimenticios que incorporan pescado azul (3 veces por semana), aceite de oliva, frutos secos y han eliminado la ingesta de carne roja (un máximo de 300 a 500 g al mes), presentan mejores resultados cuando se les analiza la capacidad acomodativa y esto se traduce en menor necesidad de gafas de cerca.

Protección frente a las radiaciones ultravioleta.

Otro factor importante en la aparición de la presbicia es la exposición a la radiación ultravioleta (UV), especialmente al sol. Sabemos que la radiación UV tiene un efecto sobre las células que acelera los mecanismos de envejecimiento y hay evidencias que demuestran este efecto sobre los ojos, especialmente sobre el cristalino, reduciendo su plasticidad y su trasparencia, efectos que ocasionan la disminución en la capacidad de enfoque de los objetos de cerca (presbicia) y la opacificación del cristalino (cataratas).

La radiación UV la podemos controlar utilizando gafas con filtros UV, especialmente en los meses de verano, con alto nivel de radiación, y en todas las actividades que realicemos durante las horas de sol, deporte en general y con especial atención cuando estamos en la nieve o en la playa.

El uso de ordenadores contribuye a la aparición de la presbicia.

Uno de los aspectos más relevantes en torno a la presbicia que han aparecido en los últimos años, es el que se relaciona con nuestra actividad profesional y el uso de ordenadores, tablets y smartphones. El hecho de mantener la mirada sobre la pantalla a una distancia fija, no permite ejercita los cambios de enfoque y el cristalino deja de trabajar su plasticidad. El mecanismo de enfoque variable, que incluye al cristalino, ligamento zonular y músculo ciliar, se "bloquea" sobre una determinada distancia y va perdiendo su capacidad de enfocar lejos-cerca.

Es indudable que el uso de estas tecnologías no lo cambiaremos por ello es muy recomendable tomar una serie de medidas para reducir su efecto negativo sobre la acomodación. El primer aspecto es no o acercarnos excesivamente a la pantalla, que el grado de contraste no sea muy elevado, que la luz ambiente no sea muy alta y sobre todo, no permanecer mucho rato fijando la mirada, es necesario variar el punto de fijación de forma frecuente, levantarse cada 20 o 30 minutos y realizar otra actividad que suponga fijar objetos lejanos y si estamos en una habitación que las distancias no lo permiten, levantar la mirada de la pantalla y permanecer un rato fijándonos en objetos que estén distantes, variando la posición de los ojos hacia arriba-abajo derecha-izquierda, como si realizáramos un "masaje" de la mirada.

Si bien estas recomendaciones sirven para retrasar la aparición de la presbicia y frenar su evolución, es cierto que el complemento ideal es realizar un estudio específico de la función visual, de los mecanismos de acomodación y visión próxima, a partir de los 40 años, edad que se inicia su deterioro, para poder ver qué factores pueden alterarse y establecer unos ejercicios de terapia visual específicos para retrasar la aparición de la presbicia. En unos casos irán encaminados a mejorar la profundidad de foco, en otros la sensibilidad al contraste o la resolución central, aspectos diferentes según cada paciente. No será lo mismo la situación de una persona que nunca utilizó gafas que aquella que padece miopía o hipermetropía, las manifestación y evolución de la presbicia serán muy diferentes. Ampliaremos el tema de la terapia visual en artículo que hablemos de tratamiento